LLAMA CUAUHTÉMOC BLANCO BRAVO A TRABAJAR A FAVOR DEL ESTADO

1 de mayo

 

Trabajar para sacar adelante al Estado fue el exhorto que hizo el gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo en el marco de una reunión para conmemorar el Día Internacional del Trabajo, a la cual asistieron autoridades federales, estatales, líderes empresariales y sindicales.

“Hay que seguir trabajando porque tengamos un mejor estado, yo siempre lo he repetido muchas veces, este gobierno es de puertas abiertas y los voy a seguir atendiendo. Creo que todos estamos comprometidos para que nos vaya bien”, expresó Blanco Bravo.

Acompañado del jefe de la Oficina de la Gubernatura, José Manuel Sanz Rivera, el mandatario estatal señaló que los integrantes de su gabinete se encuentran a disposición de todos los sectores sociales, para impulsar acciones que fomenten el desarrollo de la entidad.

“Lo que queremos es un estado tranquilo, un estado en paz, lo único que quiero es que a todas las familias de Morelos les vaya bien”, destacó el Gobernador.

Por su parte, la secretaria de Desarrollo Económico y del Trabajo, Cecilia Rodríguez González, indicó que a diferencia de otros años, este primero de mayo tiene una característica especial, la reforma laboral aprobada el pasado 29 de abril.

“Una reforma mayor a la Ley Federal del Trabajo, que implica, entre otros aspectos, un cambio en la impartición de justicia laboral, y así, se termina esta tarea para el Poder ejecutivo y se encomienda al Poder judicial”, aseveró.

Apuntó que la reforma permitirá al juzgador contar con un procedimiento más ágil y medidas que inhiben tácticas dilatorias de las partes, sin dejar a un lado el reto latente constituido por la creación de centros de conciliación.

"Podemos afirmar que estamos en presencia de un nuevo derecho del trabajo, ya no más un derecho de los olvidados, porque hoy, en esta nueva administración, el derecho laboral es prioridad”, acotó.

Recordó que el primero de mayo tuvo su origen en el movimiento huelguístico llevado a cabo por sindicalistas anarquistas estadounidenses que fueron ejecutados por participar en una serie de huelgas, la última de ellas llevada a cabo en la plaza Haymarket en Chicago, precisamente el 1 de mayo de 1886, donde los manifestantes demandaban a la empresa McCormick una jornada laboral de 8 horas. Esta manifestación tuvo un costo muy alto en vidas pasando sus participantes a la historia como los mártires de Chicago.

“En nuestro país, no podemos dejar de mencionar las huelgas de Cananea y la de Río Blanco, mismas que cobraron vidas de inocentes, en la búsqueda de trabajos dignos y jornadas justas”, refirió.